Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
AVPremium
Martes, 7 de junio de 2016
Entrevistamos al Fundador y Presidente de Rega Research

Roy Gandy

Guardar en Mis Noticias.

Pocas firmas especializadas en audio estereofónico “purista” han alcanzado el estatus de leyenda en vida como la británica Rega, convertida desde 1973 en abanderada indiscutible de la Alta Fidelidad más genuinamente “british” y en todo un icono para los amantes de la música bien reproducida al mejor precio. Alma indiscutible y animador incansable de la compañía, Roy Gandy es una de estas personas cuya coherencia a lo largo de estos más de 40 años ha hecho posible que sea también un mito viviente.

 

[Img #4264]

 

AVPremium: ¿Cómo comenzó su particular aventura en el mundo del audio?

Roy Gandy: Ya desde muy joven me gustaba “trastear” con todo tipo de aparatos hasta que mis padres me compraron un equipo de Alta Fidelidad. Un equipo en el que enseguida vi que se podían mejorar cosas. Con el tiempo, mi trabajo en la industria del automóvil –Ford- me permitió acceder a unas herramientas que podían aplicarse también a la afición que llenaba mi tiempo libre. Así conseguí construir, en 1973, mi primer producto, el giradiscos Planet, al que dos años después siguió el primer Planar.

AVPremium: Desde sus inicios, en Rega se ha apostado por la fabricación a mano, una política que no ha cambiado con el tiempo pese a la buena marcha de la empresa. ¿Cuál es la razón de esta filosofía?

Roy Gandy: Para construir componentes mecánicos de precisión, como por ejemplo los que constituyen un brazo de lectura, hay dos opciones. La primera es adquirir maquinaria ultramoderna, que por regla general es muy cara. La segunda es formar a profesionales especializados de tal modo que se comporten como si fueran dichas máquinas, es decir que sean capaces de realizar un proceso de montaje complejo (el devanado de una cápsula fonocaptora, por ejemplo) o detectar una tolerancia determinada (caso del tubo de un brazo o el mecanizado de un plato) y por lo tanto montar un determinado producto con una precisión comparable a la de la más sofisticada herramienta controlada por ordenador. Sé que puede sonar extraño, pero esto nos permite fabricar el 90% de nuestros productos y subcontratar el resto, algo sin parangón ni siquiera en empresas ampliamente tecnificadas/automatizadas.

AVPremium: ¿No ha tenido nunca la tentación de llevar una parte de su producción a China tal y como han hecho la mayoría de sus competidores?

Roy Gandy: ¡No, gracias! Hace ya bastantes años descubrimos que no somos una empresa dedicada a “hacer negocios”; lo que realmente nos gusta es hacer cosas y la inmensa mayoría de personas que trabajan en la empresa disfrutan con la componente artesanal de la fabricación y no les gustaría tener que confiar en productos hechos en otra parte. Cierto que en su momento fabricamos una cápsula en Japón que resultó ser muy rentable, pero todo el mundo en Rega preguntaba por qué no la hacíamos nosotros. Dicho y hecho: la fabricamos nosotros y aunque no fue tan rentable a la gente le gustó más. De hecho, ni siquiera nos gusta tener que encargar a proveedores externos el 10% de los componentes que necesitamos. Hace unos diez años fui a China en tres ocasiones, fundamentalmente porque los chinos querían comprar nuestros productos y había una fuerte demanda de componentes de audio fabricados al 100% en el Reino Unido. Creo que con esto respondo –por lo menos en parte- a su pregunta.

AVPremium: Da la sensación de que Rega no está especialmente impresionada por la avalancha de nuevos componentes digitales motivados por el acceso a ficheros de audio de alta resolución vía Internet. ¿Hay algún motivo para que ello sea así? ¿Cuál es su posición al respecto?

Roy Gandy: Debo reconocer que lo digital no me interesa mucho. A mí lo que me gusta de verdad es la música y en mi opinión lo digital sigue teniendo un punto de artificiosidad inherente –es decir que es una consecuencia directa de la esencia misma del proceso de digitalización- que hace que sea menos cálido, menos auténtico. Nunca hemos sido unos fanáticos de la tecnología por la tecnología, pero lo que sí puedo asegurarles es que cuando hemos diseñado un reproductor de CD o un DAC es porque tenía algo que aportar en términos de calidad sonora y así lo han reconocido tanto la crítica especializada como quienes lo han adquirido. No voy a darles muchos detalles al respecto, pero sí puedo decirles que contamos con la colaboración de un ingeniero electrónico retirado que en su momento trabajó para varios fabricantes de convertidores D/A de prestigio. Una colaboración que nos ha permitido concentrarnos en aquellos aspectos de la conversión D/A más directamente relacionados con la calidad sonora, lo que combinado con nuestro conocimiento de la electrónica analógica ha hecho posible una serie de productos extraordinariamente musicales.

AVPremium: Volviendo a la que sin duda es el alma de Rega, es decir los giradiscos, ¿cuál ha sido la evolución de la compañía en los últimos años?

Roy Gandy: La verdad es que hasta hace 7 u 8 años nuestras ventas de giradiscos siempre habían crecido de manera constante pero hace unos 10 años explotaron literalmente, hasta el punto de que en varios momentos concretos hemos tenido problemas para satisfacer la demanda… y además tanto de los modelos básicos como de los más exclusivos. La verdad es que estamos fabricando más giradiscos que nunca y estamos trabajando duro para poder fabricar todavía más. Hay un rumor definitivo con respecto al disco de vinilo que además no está circunscrito a los especialistas porque ya ha llegado a la calle que se plasma en el hecho de que el “regreso” del vinilo está en boca de mucha gente normal y corriente y, claro, esto hace que se editen y vendan más discos. De acuerdo, nunca se llegará a lo que fue en su momento pero dentro de las coordenadas de un mercado minoritario se trata de un crecimiento si no espectacular sí por lo menos importante. Y además por la razón más bonita posible: el vinilo suena mejor. Hace ya tiempo que la controversia ha desaparecido junto con el discurso despectivo del tipo “es un sonido bonito, cálido” y la gente admite sin prejuicios que se trata simple y llanamente de un soporte de mayor calidad para escuchar música.

AVPremium: Ya para finalizar, ¿qué puede decirnos sobre su nueva serie de cajas acústicas RX?

Roy Gandy: Que son, al igual que modelos tan populares en su país en el pasado, como la columna Ela, fruto de nuestra pasión por la música. Buscamos emoción musical, sí, pero también que pueda estar al alcance de todos. Y con las RX hemos seguido esta filosofía partiendo de la escucha de grabaciones de música interpretada por mi madre, que utilicé para afinarlas… ¡y de paso para darme cuenta de cuán buena intérprete era mi madre! Creo que hemos logrado crear unas cajas acústicas que reflejan a la perfección el espíritu de Rega sin que por ello tengan que ser un producto de lujo.

AV Premium • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress