Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Salvador Dangla
Jueves, 20 de noviembre de 2014
Entrevista

Armand Sánchez, Director General de B&W Group España

Guardar en Mis Noticias.

Riguroso, trabajador incansable y buen conocedor de las intimidades de un sector al que ha dedicado su vida profesional desde que en 1989 se incorporó como Delegado de Ventas de la empresa barcelonesa Acutres, Armand Sánchez representa a la perfección la nueva generación de profesionales que deberá pilotar un sector tradicionalmente conservador que desde hace ya una buena década se encuentra inmerso en una fase de cambio permanente.


[Img #2905]

AVPremium: Antes de tomar el mando en B&W Group España fue el Director Comercial de la compañía durante más de siete años. ¿Cómo cree que ha evolucionado el mercado de la electrónica de consumo en nuestro país durante este crítico periodo?

Armand Sánchez: La electrónica de consumo ha sufrido en los últimos años una auténtica revolución al converger con mercados mucho más rápidos en su evolución, como la informática o la telefonía. Los equipos audiovisuales están evolucionando a sistemas de entretenimiento doméstico que necesitan interactuar vía red ya sea para su control o para poder disfrutar de los contenidos. Nuestro país no es ajeno a este cambio y eso ha hecho que la distribución se diversifique y especialice.

AVPremium: ¿Cuáles son, en su opinión, las tendencias más importantes del momento en lo que a consumo audiovisual se refiere?

Armand Sánchez: Por una parte, los contenidos audiovisuales están pasando del formato físico al virtual. Cada vez más usuarios disfrutan del material de audio o vídeo por “streaming”, accediendo al mismo a través de Internet. La otra tendencia es la de no limitar el equipo audiovisual a un punto en el hogar. La distribución de audio y vídeo en diferentes sistemas es cada vez más común, de manera que cada persona de la familia pueda compartir sus contenidos y llevarlos con él al cambiar de estancia. 

AVPremium: Bowers & Wilkins fue una de las primeras compañías del sector del audio de alta calidad que detectó la creciente “brecha” entre consumidores jóvenes y veteranos y decidió que había que crear productos “puente” entre ambos. ¿Se consiguieron los objetivos propuestos? ¿Cuál es actualmente la filosofía dominante en el cuartel general de la compañía?

Armand Sánchez: El Zeppelin fue uno de los primeros productos “de nueva generación” que acercó la calidad de sonido a muchos usuarios que hasta entonces desconocían el potencial de las grabaciones digitales fuera de los soportes físicos al uso. Como en todo, no puede generalizarse, y dichos formatos digitales, demonizados en cierto momento, son ahora la fuente única (o casi) de audio en alta resolución. Con el Zeppelin, Bowers & Wilkins se situó en un segmento de mercado inexplorado y demostró que también en el audio digital portátil hay cabida para un sistema de altavoces de calidad. La compañía sigue con su filosofía de ofrecer un producto superior y está muy atenta a los cambios que se producen en el mercado. En ese sentido, hace tres años que ofrecemos auriculares Bowers & Wilkins y seguimos potenciando nuestra gama de cajas acústicas inalámbricas.  

AVPremium: Uno de los cambios más palpables de su empresa en lo que a productos Premium se refiere es la apuesta por los sistemas “custom”. ¿Cómo ve la evolución de este mercado en nuestro país?

Armand Sánchez: España, sin llegar a ser un mercado maduro, como Estados Unidos o el Reino Unido, es un país en el que el segmento “custom” está en expansión. El gran problema, como en muchas otras cosas en nuestro país, es que no hay una regularización clara y muchos instaladores “custom” tienen una base informática, de audio profesional o bien son antenistas o electricistas. Con esto no quiero decir que en estos sectores no haya profesionales válidos sino que cualquiera puede autodenominarse integrador sin tener que acreditar ningún certificado. El segmento High End del mercado “custom”, si podemos llamarlo así, necesita de profesionales cualificados y nosotros nos esforzamos por trabajar sólo con los mejores. El otro gran problema al que se enfrenta este segmento es el desconocimiento general. Para muchos usuarios e instaladores, una integración consiste en la instalación de un sencillo sistema de distribución de audio en MP3 que no requiere de ninguna experiencia, pero que por supuesto tiene muchas limitaciones. Por el contrario, un integrador “custom” de calidad y por tanto merecedor de tal nombre, ha de ser capaz de crear e instalar sistemas de control y distribución de audio/vídeo, climatización, iluminación, seguridad, redes, etc.

AVPremium: Bowers & Wilkins está a punto de celebrar su 50º aniversario. ¿Cree que la marca seguirá combinando sonido clásico y productos de excepción con productos portátiles y enfocados a los nuevos hábitos de consumo?

Armand Sánchez: Por supuesto. Bowers & Wilkins no puede perder su identidad y seguirá ofreciendo las mejores cajas acústicas para cada segmento, pero sin dejar de mirar a las demandas de los usuarios. La gama de productos actual de la marca se sustenta en tres apoyos: Core, que agrupa a los productos clásicos; Custom, a la que pertenecen los productos para integración; y, finalmente, New Media, que engloba a los productos para audio portátil. En ese sentido, Bowers & Wilkins está preparando nuevos y revolucionarios productos en cada uno de estos segmentos para celebrar por todo lo alto su 50º aniversario en 2016.

AVPremium: ¿Cuáles cree que son en este momento las innovaciones tecnológicas más relevantes aportadas por Bowers & Wilkins a la reproducción del sonido?

Armand Sánchez: En los últimos años la gran innovación en la faceta electroacústica reside en la integración de sistemas de amplificación con los transductores. Los nuevos productos New Media, como por ejemplo los sistemas de audio inalámbrico A5 y A7, son fruto de un ejercicio de ingeniería que les permite obtener unos niveles de graves inimaginables para el tamaño del recinto y los transductores que utilizan. Para conseguirlo, se recurre a procesadores digitales de señal (DSP) que permiten extraer el máximo rendimiento de los altavoces sin superar sus límites físicos. Bowers & Wilkins, como fabricante destacado de altavoces que es, sigue investigando para mejorar los componentes de sus transductores electrodinámicos, introduciendo sutilezas como el sistema FST para los medios el tweeter desacoplado con cuádruple imán, etc… pero la verdadera revolución está en el DSP.

AVPremum: En el pasado festival de música Primavera Sound de Barcelona, Bowers & Wilkins presentó un sistema de altavoces único que impresionó por su diseño y su sonido. ¿Tiene la marca pensado entrar en el mundo del audio profesional y de la sonorización?

Armand Sánchez: El Sound System es un ejercicio estilo de ingeniería al máximo nivel desarrollado para demostrar que belleza y fuerza no tienen por qué estar reñidas. El objetivo era conseguir un sistema de audio con una linealidad genuinamente audiófila a la vez que unos niveles de presión sonora propios de un sistema de audio profesional, y a la vista está que se ha conseguido. Bowers & Wilkins no fabrica productos de audio profesional, pero aún así sigue siendo la marca escogida por los más prestigiosos estudios de grabación a nivel mundial para realizar las mezclas y masters de las mejores grabaciones musicales y bandas sonoras.

AVPremium: El Cine en Casa ha sufrido un gran parón con la crisis, pero tanto la tecnología como formatos y productos muy atractivos para llevarlo a su máxima expresión están ahí: ¿Cuál es la política del Grupo B&W al respecto?

Armand Sánchez: Bowers & Wilkins ofrece en sus tres gamas “clásicas” (600, CM y 800 Diamond) cajas acústicas centrales y subwoofers para poder configurar sistemas de Cine en Casa, a las que se suman los sistemas MT. Además, disponemos de 3 series diseñadas específicamente para cines domésticos: la de altavoces empotrables CI700, la CT700 y la exclusiva CT800.

AVPremium: Classé y Rotel siguen aportando novedades tanto para el audio y el A/V clásico como para los sistemas a medida. ¿Cuáles son las líneas de trabajo principales de ambas marcas?

Armand Sánchez: Las dos marcas, cada una en su segmento de precio, ofrecen soluciones tanto para sistemas estereofónicos como multicanal. Rotel dispone además de una serie de modelos pensados específicamente para instalaciones personalizadas, donde la fiabilidad y la flexibilidad son vitales. Un claro ejemplo son las etapas de potencia de 6, 8 ó 12 canales para sonido distribuido. Por su parte, la Serie 12 de Rotel, aun siendo exclusivamente de “dos canales”, incorpora conectividad para poder adaptarse a los nuevos formatos de contenidos, destacando las entradas digitales en los amplificadores integrados que evitan el uso de procesadores digitales (DAC’s) externos. Asimismo, la Serie 15 ofrece además productos de audio multicanal para poder configurar sistemas de Cine en Casa. En cuanto a Classé, la Serie Sigma, de próxima aparición, será la nueva puerta de entrada a la marca de la marca, uniéndose a las Series Delta y CT. La nueva serie está formada por sólo tres modelos: un preamplificador/procesador multicanal, una etapa de potencia de dos canales y una etapa de potencia de dos canales, modelos todos ellos con una concepción netamente audiófila/purista.

AVPremium: Una pregunta inevitable: ¿Cómo ve el futuro mercado del sonido y la imagen de alta calidad a escala mundial y española? ¿Por qué formatos se decantaría tanto en sonido como en imagen?

Armand Sánchez: Como he dicho anteriormente, el mercado “custom” va a ser la principal vía para la venta de equipos de altas prestaciones, tanto en sonido como en imagen y ello es así por la convergencia de tecnologías. El concepto de punto de venta para este segmento está evolucionando, pasando de tiendas convencionales a “showrooms” donde poder demostrar al cliente lo que podrá experimentar en su hogar. Lo importante es poder mostrar la facilidad y practicidad de uso de un sistema hecho a medida y para ello la experiencia de “tocarlo” en vivo es esencial. Estos showrooms deben apoyarse además con el conocimiento y la capacidad técnica del integrador para poder implementar ese concepto en la vivienda del cliente. Esta es una tendencia mundial, hasta el punto de ser cada vez más las “tiendas clásicas” que de una manera u otra evolucionan en mayor o menor medida a ella. En cuanto al aspecto tecnológico, está claro que los sistemas audiovisuales han de prepararse para los nuevos formatos ,y por supuesto, han de considerar el “streaming”. Nos guste o no, cada vez vamos a consumir más contenidos en red y vamos a utilizar menos los soportes físicos. Un aspecto a tener en cuenta es la capacidad de las redes para soportar este tráfico de datos y esta es la asignatura pendiente en nuestro mercado.

AV Premium • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress