Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Por Francesc Xavier Mir
Martes, 15 de abril de 2014
A FONDO

El disco de vinilo: retorna un formato imperecedero

Guardar en Mis Noticias.

Se le dio por finiquitado a finales de la década de los 90, cuando parecía restringido al ámbito profesional de los DJs. Pero sus incuestionables cualidades sonoras le han permitido regresar a lo grande. El disco de vinilo ha vuelto, y que nadie dude: lo ha hecho para quedarse.

[Img #2715]


Comenzaremos este análisis del “revival” analógico con una suposición. Imaginemos que estamos en los albores del nuevo milenio: el CD disfruta de su éxito prácticamente sin competencia, si exceptuamos dos nuevos formatos para audiófilos, el SACD y el DVD-Audio, que con toda seguridad no podrán abarcar conjuntamente ni siquiera un 10% del mercado discográfico. Si en aquellos tiempos se le hubiese preguntado a muchos fanáticos de la música grabada: ¿se imagina que de aquí a 12 años las discográficas perdieran el 77% de su facturación global? ¿Que la música digital con más visos de ser consumida en la próxima década fuera la suministrada vía suscripción mensual a través de aplicaciones informáticas instaladas en el ordenador personal y el teléfono móvil? Y, sobre todo, ¿qué creerían si les digo que el mercado del CD disminuirá hasta el 40% de sus actuales cifras de ventas, mientras que el vinilo multiplicará las suyas, siendo así que muchos de ustedes venderán sus actuales colecciones de discos compactos para adquirir las correspondientes versiones en disco de vinilo, ya se trate de reediciones o de las ediciones originales?

Con total seguridad, muchos de los encuestados echarían una disimulada mirada al calendario para comprobar si se le está formulando la pregunta a 28 de diciembre. Sin embargo, éstos y no otros han sido los hechos: el CD ha perdido su envidiable salud comercial y, aunque sigue manteniéndose como el formato físico preferido por los consumidores de música, todo hace indicar que irá cediendo terreno en los próximos años ‘por encima’ -en el sentido cualitativo- y ‘por debajo’.


[Img #2716]


El artículo completo, en nuestra edición en papel.



Si te interesó este artículo, también puede interesarte:

Noticias relacionadas
AV Premium • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress